California utiliza sus drones en apoyo a la lucha contra incendios

Drones colaborando en la lucha contra incendios forestales

Drones colaborando en la lucha contra incendios forestales

La Guardia Nacional de California ha desplegado un avión no tripulado (UAV) Predator en apoyo de los bomberos que estuvieron luchando contra el fuego que avanzó en el parque nacional Yosemite. El secretario de Defensa Chuck Hagel aprobó el empleo de un UAV MQ-1 Predator para apoyar la lucha contra el fuego, el Rim Fire, que destruyó más de 650 km2 de bosque.

El Ala de Reconocimiento 163 de la Guardia Nacional Aérea de California desplegó el UAV el 28 de agosto, con la misión de apoyo directo del mando de la lucha contra incendios, y bajo el mando y control del Ayudante General de la Guardia Nacional de California, general de división del Ejército David s. Baldwin.

El Predator, que tiene la capacidad de permanecer en el aire hasta 22 horas sin aterrizar, proporcionó información sobre las zonas más inaccesibles del fuego. Según el oficial de relaciones públicas de la Guardia Nacional de California, teniente coronel de la Fuerza Aérea Thomas Keagan, “El impacto del [empleo del UAV] fue significativo. Identificó donde se localizaban los frentes activos y como avanzaban, así como donde habian sido controlados.” Asimismo, identificó las rutas seguras para la retirada de los bomberos que estuvieron sobre el terreno y verificaró la existencia de nuevos focos creados por rayos o por la dispersión de las llamas, lo que permitió al encargado de la lucha contra el fuego conocer directamente la situación sobre el terreno y tomar las mejores decisiones. Las imágenes del Predator fueron utilizadas exclusivamente en apoyo de las operaciones contra incendios.

Los pilotos del UAV estuvieron en contacto permanente con los controladores de tráfico aéreo civiles desde su despegue hasta su aterrizaje y durante el vuelo sobre zonas no pobladas. La ruta del avión estuvo limitada a 60 km del área del Rim Fire y, cuando voló fuera del espacio aéreo restringido por el fuego, fué escoltado por un avión tripulado.

No fué la primera vez que en California se utilizan aviones no tripulados en apoyo de la lucha contra incendios. En 2007, la NASA utilizó un drone petición de la Oficina de Respuesta a Emergencias de California y del Centro Nacional Interagencias contra el Fuego (NIFC). En esa misión, los vuelos se realizaron durante las horas diurnas, y por la noche se completaron con imágenes procedentes de vuelos de una Cessna Citation del NIFC y de un UAV Global Hawk de la Fuerza Aérea, equipados con cámaras infrarrojas. Los vuelos eran controlados, vía satélite, por pilotos desde la estación de control terrestre situado en el centro Dryden de la NASA.

También la NASA realizó vuelos con drones con posterioridad, en 2008 para monitorear incendios en el sur de California, y en 2009 para evaluar los daños causados por los incendios en el Angeles National Forest.

La misión actual fue la de mayor duración de las realizadas por un UAV en California en apoyo de los bomberos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *